3 ejercicios para elevar la energía

3 ejercicios para elevar la energía

Después de practicar yoga seguramente te habrás dado cuenta de dos cosas… Bueno, en realidad suceden muchas pero dos son casi instantáneas: o terminas súper relajado y listo para descansar o te recargas completamente de energía. En el primer caso te habrás dado cuenta que ya no necesitas esa copita de algo para relajarte, y en el segundo cada vez es más raro recurrir a la taza de café o el pedazo de chocolate para “despertar” o “elevar la energía”.

La maravilla del yoga, particularmente de Kundalini, es que en unos minutos es posible revitalizarnos y cargar la energía para completar el día o terminar esos pendientes que no pueden esperar. Pero no sólo eso: también beneficiar a nuestra circulación, rejuvenecer y estimular nuestros chakras. ¡Así es: todo en uno!

Las siguientes posturas tiene varios beneficios en pocos minutos. Recuerda practicarlas con respiración profunda, escucha tu cuerpo (es decir: haz lo mejor que puedas sin poner en riesgo tu físico) y coloca apoyos donde creas que los necesitas… ¿Listo? ¡Recárgate completamente!

Postura de rana: Estimula la energía inferior, la lleva hacia el corazón.

  1. Ponte de pie con tus talones juntos y los dedos de los pies apuntando hacia los lados. Desde esa postura baja en cuclillas trayendo tus glúteos hacia tus talones, tus manos están apoyadas al frente con las yemas de los dedos tocando el piso (y cercanas a tu cuerpo, pero no demasiado). Los brazos están entre tus rodillas, tu pecho ligeramente elevado y tu rostro viendo al frente.
  2. Inhala, estira tus piernas, eleva tus caderas hacia el cielo, lleva tu barbilla al pecho (tus talones no tocan el piso y los dedos de tus manos se mantienen tocando el piso). Exhala por la nariz y regresa a la posición original: como si fueras una ranita a punto de saltar. Continúa y repite de 15 a 26 veces, sin resortear tus rodillas.

Elevaciones de cadera: Este ejercicio da energía y hace circular la energía espinal.

  1. Acuéstate sobre tu espalda. Flexiona tus rodillas y trae tus talones hacia tus glúteos (tus pies apuntan hacia afuera y están separados a lo ancho de tus caderas), toma tus tobillos con las manos. Inhala y presiona las plantas de los pies en tu tapete mientras elevas tus caderas lo más arriba que puedas.
  2. Deja que tus caderas guíen, permite a tu torso arquear ligeramente y seguir a tus caderas. Exhala por la nariz y relaja, dejando que tu torso guíe y que tus caderas bajen hasta el final. Si no alcanzas tus tobillos, deja tus manos sobre el suelo junto a tu cuerpo mientras subes y bajas. Continúa por 1 o 2 minutos.

Cuervo: Balancea la energía del cuerpo y ayuda a liberar dolor en la espalda baja.

  1. Ponte de pie con los pies separados a lo ancho de tus hombros. Extiende tus brazos al frente enfrente de ti con las palmas viendo hacia abajo. Inhala.
  2. Exhala por la nariz y baja lo más que puedas, hasta que tus glúteos estén lo más cerca posible del suelo. Tus plantas de los pies deben estar pegadas al piso (los dedos de los pies apuntan hacia afuera, y las rodillas los siguen). Mantén tu columna lo más recta posible. Inhala y levántate a la posición original. Haz 15 o 26 repeticiones.

Si te gustó este artículo, déjanos tus comentarios 🙂 Sat Nam

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

6 comentarios

Añadir comentario
  1. lama

    agosto 11, 2018 - Responder

    Hola hice costes ejercicios al iniciar el día y entre en calor inmediatamente, mi cuerpo se estiro y me hizo sentir muy bien.
    Muchas gracias.

  2. Carina

    junio 18, 2018 - Responder

    Maravillosa las meditaciones y consejos, es totalmente real y concreto la experiencia! SAT NAM

  3. María Luisa Trujillo

    junio 12, 2018 - Responder

    Gracias por las clases me han ayudado muchísimo a estar mas equilibrada mil gracias