¿Cómo se forma el carácter y la personalidad?

¿Cómo se forma el carácter y la personalidad?

Seguramente si eres padre o madre ya te habrás hecho algunas de las miles de preguntas que surgen cuando se empieza en ese rol y camino: ¿En qué momento se forma el carácter y la personalidad? ¿Cómo puedo guiar o ayudar a mi hijo hacia su personalidad? ¿Quiénes más influyen en la formación de estas dos cualidades?

Desde el punto de vista yóguico, existen 3 ciclos básicos en el desarrollo de todo ser humano: el Ciclo de la Conciencia (que ocurre cada 7 años), el Ciclo de la Inteligencia (cada 11 años) y el Ciclo de la Energía Vital (cada 18 años). Estos ciclos impactan en la formación del carácter y la personalidad, particularmente en los primeros 7 y 11 años. Cada niño nace con una gran sensibilidad y mucho potencial, por ello es importante que el adulto participe activa y conscientemente en su vida para ayudarlo a asumir desafíos con estabilidad y hacerlo gradualmente.

Si bien la autoconfianza y el reconocimiento de los padres ayudan al niño a desarrollar su propia identidad, en realidad no existe una fórmula exacta sobre cómo se forman el carácter y la personalidad. La filosofía de Kundalini propone directrices para hacer el camino más claro. Por ejemplo: en las edades de los 3 a los 7 años los niños necesitan experimentar, por lo que es un buen momento para contar historias; también es una gran edad para explorar y aprender a confiar en el mundo que los rodea, siempre guiados y acompañados. De los 7 a los 11 años es un momento de gran potencial intelectual, pues la asombrosa plasticidad del cerebro permite absorber grandes cantidades de información y aprendizaje. Normalmente aquí también puede ocurrir la primera crisis de identidad, y es cuando la guía y participación activa del adulto que acompaña al niño es crucial.

A continuación te presentamos una breve lista de cómo se desarrollan el carácter y la personalidad desde que somos pequeños:

  • Primeros 3 años: Unión. Seguridad. Personalidad Mutua. Se forja la persona básica.
  • Primeros 7 años: Formación de la personalidad. Se forja el sentido nuclear del ser.
  • De los 7 a los 11 años: Carácter. Consolidación del valor, riesgo y compromiso.
  • De los 11 a los 18 años: Crisis de identidad y consolidación. Desarrollo social y exploración del ser y del mundo.

Lo más importante es tener presente que somos seres de hábitos, que nuestros hábitos también nos van moldeando con el tiempo y que siempre podemos rediseñar o resincronizar la energía de nuestros patrones dependiendo la etapa de la vida en la que nos encontremos… ¡sin importar que seamos unos adultos! Sat Nam.

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

2 comentarios

Añadir comentario
  1. Vilma Malgesini

    julio 9, 2018 - Responder

    Que lindo artículo sobre la formación del carácter y la personalidad, gracias gracias gracias, sat nam.