¿Existe una edad mínima o máxima para practicar yoga?

¿Existe una edad mínima o máxima para practicar yoga?

“Para mantener la salud, uno debe hacer ejercicio diario y hacer que aparezcan gotas de sudor en la frente”. Yogui Bhajan.

¿Cuánto tiempo llevas escuchando a tu vecina, a tu mejor amiga o a tu hija diciendo que el yoga es lo mejor que le pudo pasar? Seguramente mucho tiempo, y es que es cierto: el yoga transforma desde adentro y hace sentir tan bien que una vez lo practicamos ya no queremos soltarlo.

Sin embargo, a veces sucede que nos sentimos con poca flexibilidad o que ya tenemos muchas canas como para practicarlo. Y entonces el día para hacer yoga y tener la increíble experiencia nunca llega. La buena noticia es que ¡nunca es tarde para hacer yoga!, al contrario, hoy en día existen tantos tipos de yoga que es posible encontrar el que se ajusta a tus necesidades, o incluso tu edad, condición física o flexibilidad.

No importa si eres niño, adolescente, si estás en tus 30 o tus 50 o si eres una persona de la tercera edad, la realidad es que no existe una edad para empezar a hacer yoga. Muchos gurús y maestros empezaron a practicarlo ¡a los 3 años de edad!, y otros lo aprendieron cuando ya eran adultos. Más bien, lo más importante es que tomes en consideración algunos puntos para tener una práctica segura y en la que sientas que estás evolucionando.

Aquí te dejamos una lista de los puntos a considerar para una práctica segura de yoga, sin importar tu edad, si eres flexible o no o si haces deporte o alguna actividad física. Sólo ten presente que el yoga significa la unión de tu mente, tu cuerpo y tu conciencia.

  1. Te alentamos a ser cuidadoso al determinar tu propia capacidad para hacer ejercicio.
  2. No agraves una lesión existente, ve poco a poco sin empujar a tu cuerpo.
  3. Si tienes alguna duda de una lesión o condición física particular, consulta a un profesional de la salud.
  4. El yoga no reemplaza ningún cuidado médico o psicológico profesional.
  5. Si tienes dudas sobre una postura en específico, pregunta a tu maestro.
  6. Busca clases segmentadas dependiendo tus necesidades: para niños, para jóvenes, para adultos mayores, para embarazadas, enfocadas en el cuerpo, enfocadas en la meditación.
  7. Recuerda siempre que tú tienes la última palabra y decides qué tipo de yoga practicar.

Y recuerda que Kundalini Yoga es un yoga muy integral, en el que trabajas con posturas, ejercicios de respiración, meditación y mantras, lo cual lo hace un yoga muy integral ¡todo en uno!

Sat Nam.

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

2 comentarios

Añadir comentario
  1. Lucila Ceja dice:

    Me gustó. No pude enviar mis datos