¿Qué diferencia hay entre meditar solo y en grupo?

¿Qué diferencia hay entre meditar solo y en grupo?

“La conciencia individual te lleva a la conciencia grupal. La conciencia grupal te lleva a la conciencia universal”, Yogi Bhajan.

Es casi seguro que en algún momento de tu vida has escuchado el dicho “Dos cabezas piensan mejor que una”. Este popular refrán también aplica para cuando practicamos meditación, hacemos yoga, ¡y para la vida en general! ¿A poco no es mejor compartir los momentos de la vida con otros?

Si bien es cierto que meditar es un acto muy personal que nos lleva a ser conscientes de nosotros mismos en todos niveles (físico, mental, espiritual, energético, emocional), también es una realidad que llegado el momento –ya sea después de una cuarentena, o de varios días de practicar yoga o meditación- es necesario integrar lo experimentado a nuestro entorno. Muchas veces sentimos o pensamos que esto es muy difícil por diferentes razones: ya sea porque, por ejemplo, nuestra pareja no se siente motivada en meditar con nosotros, o incluso porque creemos que es imposible tener un impacto en el mundo que nos rodea. ¡Y claro que no es fácil, pero tampoco imposible!

No vayas muy lejos… Un buen primer paso para integrar nuestra experiencia meditativa a nuestro entorno es meditar en grupo. Esto significa, unirte a una tribu o comunidad que tenga la misma práctica meditativa que tú (o similar) y con quien puedas compartir no sólo los beneficios de la meditación, sino experimentar los beneficios de practicarla en grupo.

Como seguramente ya te habrás dado cuenta, en Kundalini Yoga todo el tiempo generamos espacios para meditar en grupo: en sadhana, es clases especiales, en langar, en clases regulares de yoga, en cuarentenas en línea, en retiros, en formaciones de maestros, en días de luna llena… ¡Siempre buscamos el momento para elevar la conciencia individual a una conciencia grupal! Porque como decía Yogi Bhajan: es esa conciencia grupal la que nos lleva a la conciencia universal.

Algunos de los beneficios de meditar en grupo son:

  • La energía individual se sintoniza a la energía de grupo, reconociendo que es parte de algo más grande.
  • Se genera un gran balance energético.
  • Nos ayuda a reconocer que el otro soy yo, y yo soy el otro.

Hay muchos otros beneficios de practicar Kundalini y meditación en grupo, compártenos cuáles son los que tú has experimentado. Y si todavía no lo haces… ¡Ve a tu centro de yoga más cercano y descúbrelo!

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

No hay comentarios aún.