¿Cuáles son los beneficios de llevar una dieta vegetariana?

¿Cuáles son los beneficios de llevar una dieta vegetariana?

Bien decían los viejos sabios que la comida era medicina. Este principio básicamente se resume en un enunciado: lo que comemos nos define. La comida es una de las muchas maneras de restaurar la salud, lo que comemos y cómo lo comemos impacta todo nuestro sistema. Por ejemplo, comer alimentos crudos es de gran beneficio para nuestro intestino y para retener vitaminas y minerales.

Llevar una dieta basada en su mayoría en el consumo de vegetales, frutas, legumbres, arroz y productos lácteos (por mencionar algunos) es de gran beneficio para el cuerpo y la mente. La teoría dietética yogui recomienda una ingesta mayor de este tipo de alimentos y una menor de proteína, o que el consumo de proteína sea más fácil de digerir que la carne.

La Organización Mundial de la Salud ha determinado que las proteínas deberían representar hasta el 15% en la dieta; para ser más exactos, la recomendación es de 0.7 g de proteína por cada kilogramo de peso corporal y día. De este aporte, la mitad debería ser proteínas procedentes de productos animales o de complementación estratégica de proteínas de origen vegetal, como mezclar cereales y legumbres. Sin embargo, actualmente la ingesta es del triple o más y en su mayoría de origen animal.

Con la ayuda de un especialista en nutrición e información sobre alimentación, es posible cambiar esta estadística y equilibrar la balanza. Una alimentación vegetariana tiene múltiples beneficios para la salud: impacta de manera positiva nuestro corazón, contribuye a la presión sanguínea, entre otros. Aquí te dejamos una pequeña pero sustanciosa lista de lo que se puede lograr llevando una dieta mayormente (¡o totalmente!) vegetariana.

  • Disminuye los niveles de colesterol (puesto que abunda en las grasas de origen animal).
  • Reduce la pérdida de calcio (el elevado consumo de proteína animal propicia la pérdida de calcio en los huesos, mientras que el consumo de hortalizas de hoja verde, frutos secos y legumbres son muy buenas fuentes de calcio).
  • Incrementa la energía (los legumbres, los cereales y las verduras son ricos en proteína y hierro).

Si decides llevar este tipo de alimentación, recuerda empezar de forma paulatina y poco a poco ir sustituyendo alimentos para no perder nutrientes. Recurre a un especialista si es necesario (porque llevar una dieta vegetariana no siempre es para todos) y sea cual sea tu dieta siempre ten presente comer con conciencia y agradecer lo que está en tu mesa. Sat Nam.

 

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

2 comentarios

Añadir comentario