Akaal: El mantra para elevar a las almas que han dejado su cuerpo físico

Akaal: El mantra para elevar a las almas que han dejado su cuerpo físico

Desde el punto de vista de Kundalini yoga, todos somos almas teniendo una experiencia humana. La Tierra es más bien como el hotel en el que nos hospedamos durante el viaje, pero no es nuestro verdadero hogar. Cuando morimos, nuestra alma entra en la pequeña nave que la transportó hacia esta experiencia humana (el cuerpo sutil), y estos dos cuerpos energéticos se hacen uno para comenzar un viaje en espiral hacia la transcendencia.

Generalmente esto ocurre de 3 a 4 días después de la muerte, y después toma más o menos de 13 a 17 días cruzar el campo electromagnético de la Tierra. En esta viaje pueden ocurrir dos cosas: Permanecer en el campo electromagnético de la Tierra, o cruzar ese campo y entrar en una capa más sutil que es conocida como los éteres azules (dimensiones donde se guarda toda la información del Universo). Lo que muchas veces llega a suceder es que algunas almas no son capaces de cruzar porque están muy apegadas a la Tierra.

Para ayudar a todas las almas a trascender, Yogi Bhajan enseñó el mantra Akaal, que significa “aquello que nunca mueres. Kaal significa “muerte”, Akaal significa “sin muerte”, es decir: que nuestra alma nunca puede morir, es algo vivo que nosotros que simplemente deja el cuerpo físico que ocupó en la Tierra para volver a su hogar. Con este mantra le decimos al alma: “Tú no moriste. Continúa y sigue. Yo te dejo ir”. Este sonido y frecuencia pueden alentar al alma a ir a su verdadero hogar y continuar hacia la siguiente experiencia.

Yogui Ji recomendó cantar Akaal de 3 a 17 días para ayudar a las almas que han muerto físicamente a cruzar el campo electromagnético de la Tierra. Consiste en cantar Akaal varias veces, se recomienda 11 minutos. Lo óptimo es que por lo menos cinco personas canten Akaal por 31 minutos diarios durante 17 días, empezando en el día de la muerte. La pronunciación es la siguiente: inhalas profundo, exhalas al cantar el mantra. “A” es corto y “kaal” es largo hasta que te quedas sin aire. Luego vuelves a inhalar, continúas en esa entonación y ritmo.

En ese mes en el que en México celebramos el Día de Muertos, puedes cantar este mantra y con él honrar a esas almas que han trascendido. Cántalo unos minutos cuando termines de colocar tu ofrenda o en el momento que te sientas inspirado. Cuéntanos cómo fue tu experiencia y si lo compartiste con alguien más. Sat Nam.

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

No hay comentarios aún.