5 formas de aplicar el yoga fuera del tapete

5 formas de aplicar el yoga fuera del tapete

Ya antes hemos hablado de lo que significa el yoga. Yoga no es sólo hacer posturas, repetir mantras o hacer pranayamas, es una ciencia y tecnología ancestral que fue estudiada y explorada por grandes maestros, quienes a través de la experiencia descubrieron que no sólo impacta a tu cuerpo, sino también a tu mente y tu energía.

Recordemos que yoga significa unión, la unión consciente de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Sin embargo, muchas veces creemos que yoga es sólo ir a nuestro tapete, entonarnos, hacer un kriya, relajarnos, meditar y listo. La realidad es que ese ¡es apenas el principio! Todo eso que hacemos sobre nuestro tapete está muy bien, pero digamos que es sólo el calentamiento para salir a nuestra vida diaria y ponerlo en práctica.

El yoga empieza a funcionar cuando de ser individual se vuelve colectivo, es decir: cuando salimos a la calle y lo ponemos en práctica, ya sea con nuestra familia, nuestra pareja, nuestros amigos, el señor que va sentado junto a nosotros en el bus o la señorita que me atiende en mis compras. ¡Todo el tiempo está ahí la oportunidad para practicar yoga!

¿Se te ocurre alguna idea de cómo podrías llevar tu práctica espiritual fuera de tu tapete? A nosotros se nos ocurrieron algunas, que bien podrían ser un buen comienzo para poner en marcha el concepto de “unión”. Sé creativo y tú haz tu propia lista, dependiendo de tus actividades, de tu agenda diaria o de lo que te inspire en el momento. ¡No hay límites y es muy fácil! Sat Nam.

  1. Cede el asiento: Este pequeño acto puede hacer la diferencia y nos enseña sobre la bondad y el servicio.
  2. Respira profundo antes de dar una respuesta: ¿Te ha pasado que alguien te está contando algo, y tú ya ni siquiera lo escuchas porque estás pensando en qué responderle? O seguramente te ha pasado que das respuestas automáticas: alguien te pregunta cómo estás y de inmediato respondes “Bien”. La mente es veloz y automática, y muchas veces sucede esto. La próxima vez que notes en ti este proceso mental, inhala y exhala profundo por tu nariz antes de dar una respuesta. Sentirás mayor claridad y verdad en lo que dices.
  3. Agradece: Es un acto muy sencillo, que puedes aplicar desde que abres tus ojos al despertar, hasta que llevas tu cabeza a la almohada para dormir y descansar. ¡Pruébalo!
  4. Etiqueta tu día: Todas las mañanas al despertar, ponle una etiqueta a tu día. Por ejemplo: Hoy mi día es lleno de bendiciones. Recuerda eso cuando suceda algo bonito o cuando se te presente un desafío. Siente cómo tu frecuencia y consciencia cambian.
  5. Comparte: Lo que tienes, pero sobre todo lo que no tienes. Si no tienes tiempo para ver a ese viejo amigo…. Hazle un espacio en tu agenda. Vive tu prosperidad y compártela.

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

2 comentarios

Añadir comentario
  1. Nayeli dice:

    Es una pregunta que venia creciendo días atrás en mi, Que hay mas alla de la meditación?.
    Justo lo que necesitaba.
    saludos!