¿Por qué ser un maestro de yoga en los tiempos modernos?

¿Por qué ser un maestro de yoga en los tiempos modernos?

“Enseñar no significa dirigir o controlar a una persona. Es para servir su conciencia. Tú no eres un maestro si discriminas por una razón. Sólo atente a tu buena enseñanza y permítele al estudiante atenerse a su equivocación, y comuníquense”. Yogi Bhajan.

Estamos transitando por la Era de Acuario. Este es el tiempo en el que nos ha tocado vivir como humanos, en donde un nuevo mundo continuamente está emergiendo más allá de lo que podríamos haber imaginado, y en el que el lema ya no es “Ser o no Ser” sino “Ser, Ser”. Yo soy, Yo soy… Eso es lo que las enseñanzas de Kundalini Yoga nos transmiten para esta nueva era. Es el momento de experimentar al Dios vivo en nosotros (o como quiera que desees llamarle: Infinito, Divinidad, Ser Supremo) y ponerlo al servicio de nosotros mismos y de los demás.

En ese camino emerge la figura del maestro, pero no como nos lo han enseñado: ese personaje que manda, da órdenes o sabe algo que los demás no saben. En la tradición de Kundalini Yoga la figura del maestro es una tarea infinita en su naturaleza misma. Esto quiere decir que no es sólo un oficio profesional sino que el maestro cultiva su conexión con el Guru (Maestro Infinito) y la Cadena Dorada para servir a la conciencia suya y de los otros.

Un maestro no busca ser perfecto, su meta debería ser desarrollar el hábito de la obediencia hacia su conciencia superior, dejar de identificarse con su éxito o fracaso y simplemente incorporar en su rol finito la conciencia infinita. ¿Suena romántico o imposible, cierto? Sin embargo, es una tarea posible aunque para ello se requiere de refinamiento diario y de disciplina.

En los tiempos modernos es importante atrevernos al dar el salto y convertirnos en maestros si lo sentimos (aunque la realidad es que muchas veces ¡sucede y ya!), pues el mundo lo necesita. Simplemente basta con ver lo que ocurre en nuestro entorno para darnos cuenta de que es necesaria la figura del maestro, no sólo para desarrollar un conocimiento interno profundo sino también para servir a la comunidad y ayudar a encontrar formas conscientes de enfrentar los desafíos de la actualidad.

Un maestro es quien ayuda a otro a adquirir la experiencia de su propia conciencia, de su fuerza interna, de su infinidad. Empezar el camino no es fácil, pero una vez que se toma el compromiso para andarlo, la energía creativa y creadora en nosotros mismos se eleva para sostenernos en un viaje donde la única meta es servir y disfrutar el camino.

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

No hay comentarios aún.