3 posturas de yoga para abrir el corazón y experimentar el amor

3 posturas de yoga para abrir el corazón y experimentar el amor

En la ciencia de Kundalini Yoga existen triángulos y ángulos que nos permiten comprender a mayor profundidad estas enseñanzas ancestrales, tanto en la teoría como en la práctica. En nuestro tapete, al construir posturas y asanas es posible imaginar nuestro cuerpo físico como un par de triángulos equiláteros contrapuestos, cuyas puntas o cimas se unen justo en el punto central de nuestro ser: el pecho.

Estos dos triángulos (llamados inferior y superior) reúnen nuestras energías densa y sutil justo en el centro del corazón, centro de poder desde el que se manifiesta nuestro ser humano… El punto de equilibrio donde conectan nuestro ser animal y nuestro ser divino. Es aquí, en el conocido chakra del corazón o Anahata, donde nacen el amor, la compasión, el perdón y la humanidad. Y también desde donde se experimentan la tristeza, el apego, la dependencia y las heridas.

Equilibrar este centro es posible con posturas que ayudan a fortalecerlo no sólo a nivel físico (corazón, pulmones, glándula timo) sino también energético. Aquí te dejamos 3 posturas infalibles para abrir el corazón y experimentar el amor, la compasión y el perdón. Hablar sinceramente pero de manera amable es también otra de las cualidades del chakra corazón.

Postura de bebé o Garbhasana:

  • Siéntate sobre tus talones.
  • Inclínate hacia adelante y coloca la frente en el suelo (si no alcanzas, puedes colocar un cojín debajo de tu frente como apoyo). Aplica presión en el tercer ojo.
  • Los brazos están relajados a los lados, con las palmas viendo hacia arriba.
  • Sostén la postura respirando largo y profundo por tu nariz por 3 minutos.

Postura de camello o Ustrasana:

  • Inicia sentado sobre los talones y levántate para quedar sobre las rodillas.
  • Afiánzate con las rodillas, presiona firmemente la tierra.
  • Lleva la pelvis hacia adelante, inclina el coxis por debajo, eleva el centro del corazón y exhala a medida que te inclinas lentamente hacia atrás.
  • Eleva las caderas lo más alto que puedas.
  • Tómate de los talones o de los tobillos.
  • Deja caer la cabeza por detrás.
  • Mantén la postura de 1 a 3 minutos con respiración larga y profunda por tu nariz.

Giros Espinales o Giros de torso:

  • Siéntate en postura fácil o sobre los talones.
  • Tómate de los hombros con los pulgares por detrás y el resto de los dedos al frente.
  • Inhala, gira hacia la izquierda. Exhala, gira hacia la derecha.
  • Continúa por 3 minutos sosteniendo el movimiento con tu respiración.

S i te gustó este artículo compártelo con quien más lo necesite o déjanos tus comentarios. ¡Nos encanta leerte! Sat Nam 🙂

¡Comparte e inspira a alguien más!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado

No hay comentarios aún.

Habla por WhatsApp