7 transiciones importantes en la vida de todo ser humano

El cambio es lo único constante en la vida, por eso las transiciones ocurren todo el tiempo. Una transición es una serie de cambios diferentes que ocurre a lo largo de la vida, por ejemplo: un cambio de casa, obtener un nuevo trabajo, o incluso conducir un auto por primera vez.

Las transiciones importantes son aquellos procesos mediante los cuales una persona cambia su aspecto, su estilo de vida, sus creencias, su forma de verse o de ver el mundo.

Este tipo de transiciones ocurren conforme nos vamos desarrollando (por ejemplo, de la infancia a la adolescencia, de la juventud a la madurez, o de la madurez a la vejez) pero también conforme vamos avanzando en la vida. Cambiar de residencia, casarse, tener tu primer hijo, experimentar un divorcio, cambiar de carrera o terminarla, la muerte de un ser querido, cambiar de trabajo son transiciones profundas.

Desde el punto de vista de Kundalini Yoga, son 7 transiciones o ciclos del ser a través de los cuales vamos madurando en mente, cuerpo y energía a lo largo de la vida. En estas transiciones ocurren eventos muy importantes en nuestras vidas, que pueden llegar a marcar nuestro destino. Estos ciclos son claves para entenderte y entender a los otros, hacernos conscientes de ellos nos ayuda a vivirlos de una manera más preparada y recibirlos con el valor que merecen.

7 – 11 años: Conexión con el Universo

El nacimiento es la primera transición importante, luego durante los primeros 3 años se forma nuestra personalidad básica y necesitamos unión, seguridad y estar cerca de nuestro núcleo seguro. De los 7 a los 11 años formamos el sentido nuclear de nuestro ser y personalidad; empezamos a cultivar nuestro carácter y consolidar nuestro valor, y compromiso con nosotros y nuestro entorno.

11 – 14 años: Sexualidad e Identidad

Vivimos el desarrollo social, la exploración del ser y nuestro mundo. Salimos del cascaron o la burbuja de la infancia para conocer el mundo exterior y experimentar el impacto que tenemos en él. En esta etapa somos muy activos, medimos nuestro poder de acción. Por un lado, viene la primera crisis de la identidad, y por el otro se consolida el ser y la personalidad.

18 – 21 – 22 años: Transición a la adultez

Esta es la segunda transición de convertirse en un joven adulto, la primera ocurre en la adolescencia. Cambian los 3 ciclos de la vida: conciencia, inteligencia y vitalidad. Las prioridades cambian, el cerebro madura, incrementa la empatía, se modifica la manera en que interactuamos con el mundo, reconocemos que podemos ser juzgados y evaluados por otros.

33 – 35 – 36 años: Bomba de tiempo. La carga del Ser

Este ciclo es profundo, intensifica la oportunidad para el crecimiento y cambio. Otra vez se vuelve a presentar un cambio en los ciclos de conciencia, inteligencia y vitalidad. La llave del éxito para cruzar esta transición es la estamina (para continuar en tu dirección), liberarte del miedo (enfrentar con dignidad tus fracasos y triunfos), ser tenaz (para mantenerte en tu propósito sin apegos ni distracciones), estar alerta (mantener la curiosidad, continuar aprendiendo).

42 – 44 y 54 – 55 – 56 años : La Crisis de la Mitad de la Vida

En el ciclo de los cuarenta hay una reevaluación de vida, un cambio de creencias o paradigmas, recalculas tu posición en la vida en tu presente. En el ciclo de los cincuenta hay cambios mayores, todo cambia otra vez: la forma de hacer, entender y comprender; cambia el nivel de energía e involucramiento con el mundo, el cuerpo comienza a ir más lento y puede haber señales de deterioro; nuestras actividades diarias requieren de autocuidado y del apoyo de otros.

66 – 70 – 72 y 88 – 90 – 91 años: Madurez y Vejez

Este es el momento de cosechar los frutos de nuestra vida, de nuestro trabajo. Los años de vejez están cambiando de forma radical y rápida en nuestra cultura: los adultos mayores pueden seguir contribuyendo e innovando en la sociedad. Parte de este fenómeno es que en los tiempos modernos vivimos más y mejor (en algunos casos), entendemos e integramos el concepto de la muerte como parte de la vida y algo a lo que nos preparamos cada día a lo largo de la vida misma. Los años de la vejez son un tiempo para la completa realización del carácter, es una mezcla de sabiduría, rendición y consumación para dejar un legado.

Muerte: La Última Transición

Esta transición final es el mejor lugar para interconectar las transiciones de nuestra vida. La muerte es una parte natural de nuestra existencia, es continua, ocurre a lo largo de la vida. La muerte es lo desconocido, y no está bajo nuestro control. Nuestra postura como yoguis es que la vida es un flujo creativo que no puede ser comprendido con el intelecto, y conforme crecemos en intuición, destreza y acción consciente podemos controlar una cosa: cómo morimos. Cómo morimos significa, literalmente, cómo dirigimos nuestra conciencia a través del proceso de morir. Dominar este proceso nos da maestría en nuestra vida. Herramientas como yoga y meditación son de gran ayuda para practicar el acto de morir y preparar nuestra mente, cuerpo y emociones para este ciclo final.

Subscribirse
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
tu carrito
Carrito
Rama Escuela Yoga