¿Por qué meditar y hacer yoga te ayudan a dormir mejor?

¿Cuántas veces te ha pasado que no puedes dormir en las noches, o por el contrario, que al despertar sientes una pesadez inmensa como si no hubieras dormido para nada? Bueno, eso puede deberse a varios factores, principalmente al estrés, que produce insomnio, ansiedad y otros males que no te permiten relajarte como quisieras.

Por suerte, la ciencia ha comprobado que el yoga y la meditación son excelentes herramientas para relajar el cuerpo, la mente y las emociones a un nivel tal que puede ayudarte a mejorar tus hábitos de sueño. El yoga y la meditación promueven la relajación a través de posturas, ejercicios de respiración y, en el caso de Kundalini, mantras que aportan una sensación de calma y tranquilidad. Por eso es muy recomendado practicar estas actividades por la mañana, para darte energía, o por las noches, para eliminar el estrés acumulado o relajarte antes de ir a los brazos de Morfeo.

El yoga y el sueño

El yoga te da un estado de conciencia de tu cuerpo que te permite liberar la tensión acumulada, mientras que la meditación te ayuda a enfocarte en tu respiración o un sonido (mantra) para, poco a poco y con la práctica, permitir que el proceso mental continúe sin ser una distracción para nosotros. Además, practicar yoga y meditación oxigena el cerebro e impacta las conexiones neuronales, permitiendo que poco a poco nuestro sistema entre en estados de relajación profunda y así podamos tener un sueño placentero.

Esta noche, cuando te vayas a dormir, acuéstate completamente sobre su espalda y relaja todo tu cuerpo. Comienza a enfocarte en tu respiración, siente cómo entra el aire por tus fosas nasales para llenar tus pulmones cuando inhalas, y cómo sale por tus fosas nasales al exhalar y vaciar tus pulmones. Continúa así por ciclos de 2 respiraciones y ve soltando cada parte de tu cuerpo: empieza por tus pies, continúa por tus pantorrillas, rodillas, muslos y caderas. Sigue en ciclos de 2 respiraciones y suelta tu abdomen, tu pecho, tu espalda, tus brazos. Finalmente suelta tu cuello, tu cabeza y tu mente.

Dedícale de 5 a 7 minutos a este ejercicio cada noche, antes de entrar en un sueño profundo. Ve a dormir en completa relajación, repitiendo en voz alta o en tu mente una oración, frase o pensamiento que te inspire para dormir relajado y tranquilo.

Subscribirse
Notificar
guest
2 Comments
más votados
nuevos viejos
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
tu carrito
Carrito
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!