¿Cómo se construye una relación de pareja?

El amor es el último estado del comportamiento humano, donde la compasión prevalece y la amabilidad gobierna”.

Yogui Bhajan

Cuántos maestros espirituales, cuántos libros, incluso programas de televisión, radio y páginas de internet hablan de las relaciones de pareja. Hay tanta información al respecto que es difícil ser selectivo entre cuál tomar en cuenta, o definitivamente resulta imposible integrarla a las necesidades de cada relación. Lo cierto es que para construir una relación de pareja saludable y equilibrada se necesita mucho más que una lista de lo que se debe o no hacer… Cada persona es única y, por tanto, cada pareja lo es.

Las relaciones de pareja son un acto creativo donde coparticipan dos partes, por eso es importante conocer y reconocer la identidad básica del hombre y de la mujer: el hombre es lineal, mientras que la mujer es cíclica; la mujer es la contenedora y el hombre el estratega; la mente del hombre tiene un carril (puede concentrarse en una cosa muy profundamente), la mujer tiene seis carriles (un regalo que le permite poner su atención en muchas cosas)…. Un buen ejemplo para entender la esencia de la naturaleza del hombre y la mujer son el mismo espermatozoide y el óvulo: el esperma zigzaguea, conoce su objetivo pero lo aborda de manera indirecta. El óvulo contiene, sostiene y tiene su propio flujo. Cuando ambas partes conocen su propia naturaleza y reconocen la del otro es ahí cuando puede empezar a construirse una relación consciente y auténtica.

Encuentros profundos y significativos pueden pasar en cualquier momento cuando se trata de relaciones de pareja, pues cada uno tiene un rol (y no hablamos sólo de un rol físico, fisiológico o sociocultural, sino energético) e identidad básica. En el caso de la mujer, ella es la parte reguladora de la relación: estudios han mostrado que las mujeres inician contacto con los hombres cerca del 85% del tiempo por señales verbales y no verbales. Cuando la mujer está lista para una relación su glándula pituitaria emite un olor especial (la ciencia moderna lo llama feromona), y cuando el hombre está sintonizado, puede recibir esa señal y conectar con ella.

El cuerpo humano emite esas “esencias”, que pueden afectar a cualquier persona. Cuanto más pura es esa energía, la señal es más fuerte y será más fácil recibirla; todo esto no pasa mágicamente o como algo inexplicable, sucede porque también ocurre un proceso químico en nuestro cuerpo, que cuando es reconocido conscientemente puede servir como una útil herramienta durante la etapa del enamoramiento o para preparar el terreno antes de la relación sexual.

construye_relacion-pareja_estable_amorosa

Otro factor importante es que una vez que se está en una relación comprometida, no son dos sino tres los que la conforman: yo, nosotros, tú. El nosotros es el elemento sagrado esencial, es el origen o lugar inicial en cualquier relación. Ese nosotros puede ser redefinido ocasionalmente.

Las claves para mantener ese espacio

  1. Ver el panorama completo
  2. No asumir nada… Recordar que, sin importar qué tan bien conozco al otro, hay un desconocido al que ver y respetar.

El tema de las relaciones de pareja es vasto y muy profundo: amor, sexo, roles hombre/mujer, matrimonio, expectativas, necesidades, comunicación, incluso el divorcio son conceptos que siempre están sobre la mesa… No existen verdades absolutas, pero sí herramientas que ayudan a hacer que las cosas continúen con todo y los desafíos que implica.

Una relación de pareja es la danza de dos almas que se fusionan, un acto que requiere entrega, compromiso y compatibilidad.
Si te interesa aprender más herramientas para nutrir tu relación o despejar el camino para abrirte a una relación más auténtica, genuina y consciente, participa en nuestros talleres y cursos relacionados. Déjanos tu comentarios del artículo y dinos qué tal te pareció. Sat Nam 🙂

Subscribirse
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
tu carrito
Carrito
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!