¿Cómo ayuda el yoga a prevenir el cáncer de mama?

Hablar de temas como la autoexploración resulta todavía un tabú no sólo en diferentes partes del mundo sino también de nuestro país. Aunque las estadísticas muestran que el cáncer de mama es la causa con mayor mortalidad en la mujer a nivel mundial, todavía falta desarrollar un sistema sociocultural, de salud y educativo que apoye y promueva las prácticas de autoexploración mensual de senos como una herramienta de prevención.

Kundalini Yoga promueve un estilo de vida consciente, saludable y también acciones concretas para prevenir enfermedades como el cáncer de seno. Maestras certificadas como Sat Dharam Kaur, graduada del Canadian College of Naturopathic Medicine, han desarrollado programas tan importantes en esta área como el Healthy Breast para la prevención de cáncer de mama y la conciencia sobre explorar tus senos para detectar tumores benignos como cancerígenos… Porque una detección temprana es muy importante.

Para hablar más sobre esto, la maestra Antermukh Kaur, especializada en el tema, nos platica sobre la importancia de tener una práctica de autoexploración regular, cómo nos beneficia como mujeres una práctica de Kundalini Yoga y qué otros hábitos pueden reforzar este nuevo “botiquín de prevención”.

RaMa: ¿Cómo se relacionan la prevención del cáncer de mama y otras enfermedades de este tipo con el yoga y Kundalini Yoga en particular?

Antermukh Kaur (AK): Principalmente con la consciencia sobre ti misma y el cómo te relacionas con tu cuerpo. Me parece que esa es una de las relaciones más directas que tiene con el Kundalini, además de que se sabe que muchos de los factores que te llevan a sufrir enfermedades son emocionales. Kundalini Yoga es una herramienta muy importante que ayuda a liberar emociones como ira, enojo, estrés, depresión, y meditar también ayuda en general.

¿Qué tips podrías dar a las mujeres para checarse, prevenir y atenderse en caso de alguna detección temprana?

AK: En sí, explorarse es la forma más temprana de detección de tumores benignos o cancerosos, además de ejercitarse 40 minutos 3 veces por semana, ir a saunas, dormir en cuartos completamente oscuros, y rebotar los senos es un ejercicio que ayuda a mover y proteger las glándulas mamarias. En cuanto a la alimentación, preferiblemente alimentos orgánicos libres de contaminantes, una dieta basada en frutas y verduras, incluir linaza y cúrcuma.

Dejar comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar
tu carrito
Carrito
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!