3 posturas para fortalecer la voluntad

¿Sabes por qué eres un esclavo de tu mente? Porque este punto no está balanceado”.

Yogi Bhajan

En nuestro cuerpo físico y energético hay un punto muy importante relacionado con nuestro poder personal: el punto del ombligo. En este lugar reside nuestra fuerza de voluntad, nuestro equilibrio y compromiso… es donde se encuentra la voluntad del guerrero.

Desde el punto de vista de Kundalini Yoga, es un centro de transformación energética en el cuerpo y el lugar donde inician los miles de canales energéticos que nos conforman. Es punto que, cuando está equilibrado, nos permite reconocer que la vida es ahora, afirmar nuestra identidad por voluntad y no por necesidad, y elegir conscientemente con qué nos identificamos y cómo proyectamos esa identificación. Cuando está en desequilibrio puede haber una tendencia a sentir enojo, avaricia, vergüenza, impaciencia.

El maestro Yogi Bhajan explicaba que cuando este punto (donde también se encuentra el tercer chakra) está en su lugar, te da instantáneamente puro poder y experiencia infinita instantánea de tu propia vida. Aquí te compartimos 3 posturas de yoga para equilibrarlo, fortalecerlo y experimentarlo. Sat Nam.

Postura de Estiramiento

Tiempo: 1  a 3 minutos

¿Cómo hacerla?

  1. Acuéstate sobre la espalda. Mantén los pies juntos.
  2. Presiona ligeramente la espalda inferior hacia el suelo.
  3. Levanta las piernas a unos 15 cm del suelo, y levanta la cabeza trayendo tu barbilla hacia tu pecho.
  4. Estira tus brazos, coloca las palmas de las manos por encima de los muslos (sin tocarlos) mirándose una a la otra.
  5. Aplica cerradura de cuello, mira los dedos de los pies.
  6. Comienza respiración de fuego.
  7. Puedes colocar tus manos debajo de los glúteos para mayor soporte.

Postura de Bote

Tiempo: 1  a 3 minutos

¿Cómo hacerla?

  1. Colócate boca abajo.
  2. Con las palmas juntas, estira los brazos al frente y luego elévalos lo más que puedas (sin ir demasiado lejos).
  3. Junta la parte posterior de los muslos y eleva las piernas juntas. Alárgate desde la punta de las manos hasta la punta de los pies.
  4. Respira largo y profundo por tu nariz.
  5. Asegúrate que sólo el ombligo permanece en el suelo.

Postura de Langosta

Tiempo: 1 a 3 minutos

¿Cómo hacerla?

  1. Colócate boca abajo.
  2. Junta los pies.
  3. Coloca los puños debajo de las caderas, en la parte en la que las caderas y los muslos se unen. Usa los puños para levantar las piernas, y la parte posterior de los muslos para mantener las piernas juntas.
  4. Mantén la barbilla en el piso.
  5. Respira largo y profundo por tu nariz.
  6. Alarga desde la pelvis. Levanta una pierna a la vez para aligerar la presión en la espalda baja.
Subscribirse
Notificar
guest
12 Comments
más votados
nuevos viejos
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
tu carrito
Carrito
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!