Aprende a meditar en 7 pasos

Si eres principiante en la meditación, seguramente te has preguntado cómo meditar y qué es la meditación. La meditación es una práctica ancestral que sirve para equilibrar el flujo mental.

De forma más poética, meditar es el simple acto de ser un observador de tu mente, observar su flujo mental sin juicios ni etiquetas, y ver a dónde te lleva. La meditación es una práctica que puede realizar cualquier persona (aunque si hay alguna condición física o de salud específica, lo mejor es consultar a tu médico de cabecera).

Para aprender a meditar, lo mejor es hacerlo con un guía profesional o alguien experimentado capaz de llevarte por cada paso para entrar en la meditación. Nosotros te compartimos aquí 7 pasos para empezar a aprender a meditar.

1. Elige una técnica

Prueba diferentes tipos de meditación para que puedas descubrir cuál es el tuyo en este momento o con el que te sientes mejor. Existe la meditación guiada, meditación con mantras, meditación con pranayamas (respiración) meditación de atención plena y otras múltiples técnicas.

2. Encuentra un lugar y tiempo para practicar

Cuando eres principiante, siempre es un reto hacer de la meditación un hábito. Por eso te recomendamos elegir la misma hora y lugar para meditar, puede ser justo cuando despiertas o antes de dormir, por ejemplo. Encuentra ese rincón en tu casa que te da paz y tranquilidad, y te recomendamos iniciar con tiempos razonables que sabes que puedes completar, de 3 a 15 minutos para empezar.

3. Relaja el cuerpo

Te recomendamos liberar la tensión del cuerpo físico antes de meditar. Puedes hacer algunos calentamientos o una serie de yoga corta y sencilla para que tu cuerpo físico libere cualquier estrés, tensión o presión.

4. Siéntate cómodamente

Si no eres experimentado, elige una postura que sea cómoda para ti. Si la postura meditativa te resulta difícil, prueba colocar debajo de tus glúteos un cojín alto, o sentarte en una silla o banquito. También puedes probar mantener tu espalda recargada en la pared para empezar a acostumbrarla a la postura meditativa erguida.

5. Medita sin expectativas

Cuando empezamos a meditar muchas veces lo hacemos esperando resultados gigantes, como eliminar algún hábito que no nos gusta ¡o incluso dejar de ser la persona que somos! Medita simplemente por el placer de hacerlo, y de darte el tiempo de observar unos minutos a tu mente. Si te sueles distraer mucho mientras meditas, ¡es normal! Devuelve la mente con amabilidad al objeto enfoque y continúa.

6. Lleva la meditación a tu vida diaria

¡Sí! Lleva esa atención plena y capacidad de observación sin juicios a otros espacios más allá de tus minutos de meditación, por ejemplo: a tus relaciones, a tu trabajo, cuando estás comiendo, mientras caminas, cuando vas manejando o estás jugando con tu mascota. Le llamamos: observador consciente de tiempo completo. Ponlo a prueba.

7. Ve al siguiente nivel

Con esto no nos referimos a que te pares de cabeza o te vayas a vivir a la India, sino a que lleves tu práctica a un nuevo espacio como practicar en grupo, compartir tu meditación con tu pareja, hij@s, amig@s, familia, colegas. Expande tu visión de la meditación y tu práctica también.

Si estás empezando a meditar, te recomendamos mucho probar nuestra membresía Rama, da click para tener 7 días gratis. Encontrarás clases de yoga y meditaciones grabadas y en vivo, podrás conectar con meditadores de muchas partes del mundo desde la comodidad de tu casa. Nuestras clases y meditaciones están segmentadas por niveles, para que puedas medir tu progreso poco a poco. ¡Te esperamos!

Subscribirse
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Rama Escuela Yoga
tu carrito
Carrito